Cosas de las fechas

Compruebo en la prensa que el director general de Aguas del Gobierno de Canarias, Mariano de León, ha terminado por reconocer que el anuncio que hicimos la pasada semana, la cesión de la obra de Pluviales a la empresa Acciona y la reanudación de los trabajos, era cierto.

Son cosas de las fechas. En campaña electoral parece que no se trata de alcanzar acuerdos, conseguir inversiones o desatascar proyectos paralizados sino de apuntarse tantos y evitar que lo hagan los demás.

Por este único motivo, De León salió a los medios la pasada semana para desmentir, furibundo y escandalizado, la noticia del acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Medio Ambiente con la adjudicataria de la obra de Pluviales de Arrecife, Bruesa, para ceder los trabajos a otra empresa con capacidad para llevarlos a cabo.

En lugar de mostrar su satisfacción por este hecho, que viene a tranquilizar a los vecinos de Argana alta en particular y a los residentes de Arrecife en general, el director de Aguas salió a la palestra con el argumento de que no había papeles firmados.

Y sabe bien el alto cargo del Gobierno de Canarias que en muchos casos, el compromiso adquirido por una administración tiene valor de hecho consumado. Con las jaquecas que ha generado la obra de canalización de agua de lluvia en Arrecife, como para andar con falsas promesas.

Sin embargo, quiere ser él quien dé la noticia, como si ese hecho le fuera a suponer un mayor respaldo electoral. Ya digo, cosas de las fechas.

Bastante tendremos si la ciudadanía no decide castigarnos a todos, Ayuntamiento de Arrecife, Gobierno de Canarias y Ministerio de Medio Ambiente, por la lentitud de todo el proceso y los inconvenientes causados.

Tras el espectáculo ofrecido por Cándido Reguera y Mariano de León, a cuenta de la obra de Pluviales y de los trabajos complementarios que deberán acometerse en el barrio de Argana, sólo puedo abogar por la cooperación institucional.

Únicamente alcanzaremos un funcionamiento más ágil, racional y riguroso de todas las administraciones si somos capaces de cooperar, siempre desde el respeto a las competencias de cada una. Sólo así mejoraremos los niveles de eficiencia y eficacia de los servicios públicos que debemos a los ciudadanos y que ellos nos reclaman.

 

Marcos Hernández

Senador del PSOE por Lanzarote