Un país de derechos y libertades

Los derechos y libertades de las y los lanzaroteños han avanzado siempre que el PSOE ha gobernado en nuestro país, al igual que los derechos y libertades de toda la población española. El Partido Socialista no se concibe sin la defensa de los derechos y las libertades desde el mismo momento en que se fundó, hace casi 140 años, y lo mismo pasa hoy en día, cuando los postulados más cavernarios se han adueñado del espacio de centro derecha y amenazan los fundamentos mismos de la convivencia democrática en España.

Aunque gozan de un indiscutible vigor a pesar de las amenazas procedentes de las derechas, también somos conscientes de que es necesario actualizar el catálogo de derechos, reordenarlo en algunas materias, incorporar concepciones sociales que se han ido abriendo paso y atender a realidades que no se pudieron tener en cuenta en la Constitución de 1978. Y, no nos engañemos, el PSOE es la única opción que está en condiciones de abordar el amplio catálogo de tareas pendientes.

Entre estas tareas, sólo citaré algunas. Culminaremos la reforma constitucional para limitar los aforamientos políticos y para el reconocimiento adecuado de las personas con discapacidad y sus derechos. Desde el respeto escrupuloso a la libertad de expresión e información, impulsaremos una estrategia nacional para la lucha contra la desinformación. Y también aprobaremos una ley para regular la eutanasia y la muerte digna, defendiendo el derecho a elegir con libertad hasta el último minuto de nuestra vida, un asunto este que está de triste actualidad por estas fechas.

Sabemos que los derechos básicos necesitan llenarse de contenido para que se hagan realidad, y, por eso, fomentaremos la promoción de vivienda de alquiler social, restableceremos la renta básica de emancipación para el alquiler de vivienda por parte de jóvenes con ingresos bajos, y combatiremos la pobreza energética. También promoveremos la participación política de los españoles residentes en el exterior eliminando el voto rogado. Del mismo modo, y porque es posible mayor libertad con mayor seguridad, aprobaremos una nueva Ley de Seguridad que sustituya a la ‘Ley Mordaza’ y, en paralelo, modernizaremos la justicia y agilizaremos los expedientes judiciales, porque no hay justicia verdadera si esta es muy lenta o llega muy tarde. Y como los derechos queremos ampliarlos a otros seres vivos,
aprobaremos una ley estatal para promover el bienestar animal.

Desde el respeto que nos merecen otras opciones políticas progresistas, el PSOE necesita la confianza del electorado para ocupar la mayor cantidad escaños posibles en el Congreso de los Diputados y en el Senado para frenar la involución y darle un nuevo impulso de los derechos fundamentales. Las y los socialistas somos el dique de contención. Para construir un país así, aspiro ser senador de Lanzarote y La Graciosa. Y por eso, pido a quien quiera mantener los derechos y libertades en este país, que no se quede en casa y apoye a las y los socialistas el 28 de abril.

Manuel Fajardo Palarea, candidato del PSOE al Senado por Lanzarote y La Graciosa.

Image: