Zonzamas

La situación del Complejo ambiental de Zonzamas es preocupante y, a pesar de cuantos esfuerzos se hagan, lo seguirá siendo durante algún tiempo.

Años de malas prácticas, de ausencia de inversiones y de falta de políticas globales en gestión de residuos, han llevado al vertedero a una situación que requiere del empeño de todos, hasta llegar a convertirlo en la instalación moderna y eficiente que Lanzarote requiere.

Por eso, como Secretario Insular del PSOE, comprometo el esfuerzo de mi partido, y el mío propio, en apoyar de manera incondicional cuantas medidas sean necesarias para solucionar definitivamente los problemas que de viejo arrastra Zonzamas. Y para dotar a la planta de los equipamientos necesarios para que la gestión de los residuos de la isla se convierta en modélica.

Ese apoyo incondicional requiere, sin embargo, de un clima previo que no es responsabilidad del Partido Socialista. Me refiero al permanente ejercicio de mentiras y acusaciones infundadas que los socialistas sufrimos por parte del presidente del Cabildo Insular.

San Ginés imputa permanentemente al PSOE la responsabilidad del estado de Zonzamas, obviando que dicha instalación fue adjudicada en mayo de 2002 a la UTE Clusa-Danigal-Daorje. Desde esa fecha y hasta que en diciembre de 2008 el Cabildo de Lanzarote, bajo la presidencia de Manuela Armas, procedió al secuestro de la concesión, se ha sucedido toda una colección de presidentes/as del Cabildo pertenecientes al PIL, CC y PP. Tan solo dos años y medio ha presidido el PSOE, con Manuela Armas, el Cabildo de Lanzarote en ese periodo.

Es precisamente el PSOE, con Manuela Armas al frente, quien tras año y medio de constantes problemas en Zonzamas, rescata la concesión, gestionando directamente la planta durante unos nueve meses escasos. Pedro San Ginés, sin embargo, ha dispuesto hasta el día de hoy de dos años para tomar decisiones y ejecutarlas, y la culpa sigue siendo del PSOE.

Tal vez, si en su pasión por los titulares llamativos, San Ginés no hubiera asegurado tantas veces que Zonzamas estaba arreglado, no se vería impelido ahora a reaccionar con agresividad y mentiras cada vez que se produce un incendio o los malos olores se extienden por Arrecife.

San Ginés tiene que comenzar por reconocer que no hay nada arreglado, que hay un reto que afrontar, que nos incumbe a todos y que debe ser una prioridad. En ese sentido, vuelvo a recalcar la oferta de apoyo total y sincero del PSOE en ese empeño.

Si quiere perder el tiempo en acusaciones, que mire hacia su propio partido, pues ha sido responsable durante mucho más tiempo del Complejo Ambiental de Zonzamas que el PSOE. Desde ahora, adelanto que en ese juego no le acompañaremos; no nos interesa atribuir culpas sino solucionar el problema de la planta. Lanzarote lo merece.

 

Carlos Espino

Secretario General de los Socialistas de Lanzarote