El PSOE acusa a Oswaldo Betancort de intentar paralizar las obras de la línea norte por intereses electorales

Image
PSOE TEGUISE

Bergaz: «Oswaldo Betancort no puede soportar que sea el Partido Socialista el que solucione los problemas que Coalición Canaria no pudo arreglar»

El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Teguise, Marcos Bergaz, ha reprochado al alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, su nuevo intento de boicotear las obras de la tubería de la Línea Norte, que resolverá los históricos problemas del agua en Teguise y Haría.

El concejal socialista ha mostrado su asombro porque el motivo aducido para la paralización sea la falta de un plan de seguridad de tráfico que, como ha explicado el Gobierno de Canarias en un escrito registrado este pasado sábado, ya obraba en poder del Ayuntamiento.

«Oswaldo Betancort no puede soportar que sea el Partido Socialista el que solucione los problemas que Coalición Canaria no pudo arreglar», ha reprochado Bergaz quien ha señalado el espantoso ridículo del alcalde al paralizar unas obras de tanta importancia por la falta de una documentación que ya estaba en poder del Ayuntamiento.

A juicio de Bergaz, la estrategia de Betancort ha resultado fallida debido a su permanente ausencia del consistorio ya que «como ni pasa por el Ayuntamiento no se entera de lo que sucede».

El portavoz socialista ha recordado que se trata de una obra de extraordinaria importancia, que fue aprobada con su actual trazado por el propio Ayuntamiento de Teguise, el cual llegó a poner a disposición los terrenos a través de los que se ejecuta la obra para luego comenzar una campaña para tratar de bloquearla.

«En todas las ciudades las conducciones de agua, con más presión y caudal que en este caso, discurren por las vías públicas sin ningún tipo de problema pero Betancort ha optado por generar un problema donde no lo hay en su empeño de retrasar esta obra», ha explicado Bergaz quien ha señalado que en caso de modificar el trazado autorizado por el propio Oswaldo Betancort la obra podría demorarse más de dos años, al ser necesario cambiar el planeamiento.

«Lo mínimo que se le pide a un alcalde, que además pretende optar a la presidencia del Cabildo, es que se comporte con lealtad institucional y Oswaldo Betancort ha demostrado, una vez más, que no está a la altura», ha reprochado Bergaz, que ha finalizado advirtiendo que el Grupo Socialista solicitará el expediente de paralización toda vez que existen más que fundadas sospechas de que la providencia del alcalde ordenando el cese de las obras pudiera ser irregular.